Angeles Ruibal con Chelo Rodríguez, pintora

Angeles Ruibal junto a la pintora Chelo Rodríguez y una de sus obras, expuestas en Noviembre 2017 en Afundación de Vigo

Después de estar en la exposición de Chelo Rodríguez en AFUNDACIÓN de Vigo y admirar su obra, me quedé con ganas de decirle una vez más lo mucho que me gustaron sus cuadros. Una no se puede hacer a la idea de que unas sillas puedan ser tan mágicas

  • Angeles Ruibal – Esas sillas de Chelo Rodríguez

Chelo pinta sillas equilibristas y temes que se caigan en cualquier momento, pero siguen desafiantes ante tus ojos como si no pasara nada. Otras nos invitan al descanso de una siesta de verano o sueñan que son un cuadro y se cuelgan en la pared con inmensa hidalguía. Tambien las hay provocadoras y te esperan al pie de la escalera desafiantes, o bailan en el aire una danza loca vestidas de rojo vivo. Tambien están las que te muestran sin pudor el paso del tiempo, sin importarles nada sus muchos años. Y hay otras que se reflejan en los espejos y te invitan a mirarte en ellos para que no tengas miedo de tu imagen, como lo hacen ellas. Por estos y otros motivos más, pienso que las sillas de Chelo Rodríguez son especiales y nos muestran su soledad con toda la dignidad del mundo.

  • Angeles Ruibal – Encuentro en Cangas con Chelo Rodríguez

Conocí a Chelo Rodríguez una tarde en Pontevedra, cuando Aurora Marco presentaba su libro ELAS, donde junto a otras pintoras ilustran esta importante obra dedicada a nuestras mujeres olvidadas. Nos vimos de lejos y nuestros ojos se saludaron, de repente apareció en nuestro rostro una franca sonrisa y nos presentamos sin más. Así me di cuenta que agregaba otra amiga a mi lista de buena gente. Y nos reencontramos cuando vinieron a Cangas, Aurora Marco y Xosé Manuel Calviño, de Xanela Editorial, en Abril 2017, donde tuve la ocasión de cantar varios temas.

Gracias querida pintora por haberme dedicado con tanto amor tu hermoso catálogo ¡Es una joyita!! Yo recordaré ese O Meu Berro e Non que me escuchaste cuando la  estrené en Cangas, cantado a capella. Aquí me acompaña Cuchus Pimentel, dando vida a los versos de otra amiga y además paisana mía de Xeve, Fina Casalderrey

Angeles Ruibal Pontevedra Galicia España Canal Aldiser