Angeles Ruibal – Mi hija Irene Aschero vive el tango

Escuela de Canto Irene AscheroAngeles Ruibal “Mi niña pequeña se ha hecho grande y canta maravillosamente!Recuerdo los años que nos acompañaba en las giras de Los Juglares. No quería saber nada de quedarse en casa. Recorrimos España y parte de Argentina cantando y contando cuentos inventados en el coche. Eran los que más le gustaban. A los doce años, quiso que le enseñara canto y así lo hice, pero pronto se cansó y prefirió seguir  la danza con su abuela María Fux, con la que había comenzado a estudiar a los siete años. A los dieciocho volvió a la interpretación con tal fuerza que me sorprendió. Ahora lleva su Escuela de Canto Irene Aschero en Quilmes, el Gran Buenos Aires, y sus alumnos la adoran. Me siento muy orgullosa de ella”

  • Angeles Ruibal    –    Mi hija Irene Aschero y su Escuela de Canto

Hace tres años que presencié un curso suyo y comprobé que heredó mucho de mi. Sus clases no son solamente de canto. Se entrega con pasión a sus alumnos, los escucha, aconseja y apoya como si fuera una profesional en psicología. En el canto hay que cuidar mucho la parte emocional de los alumnos y ella lo hace a la perfección. La guinda la pone cada año el Festival de la Escuela de Canto Irene Aschero, que realiza en un gran teatro de Quilmes.

  • Angeles Ruibal – Ahora la profesora. Mañana ¿La cantante?

Sueño con verla mostrar su arte, así que sigo el consejo del gran poeta Armando Tejada Gómez, “Hay que soñar las cosas para que se hagan realidad”. Por si resulta, seguiré soñando hasta que la vea bajo las luces de un gran escenario cantando a todo pulmón.

Aquí nos canta Irene Aschero, mi hija menor, tres tangos en un potpurri con la ciudad de Buenos Aires como escenario

Angeles Ruibal Pontevedra Galicia España


Una respuesta a Angeles Ruibal – Mi hija Irene Aschero vive el tango

  1. Irene Aschero dice:

    Y bueno con semejante madre que se puede esperar… Te amo y nos vemos muy pronto… Hay que recuperar 10 años sin vernos y cantar juntas en el Festival Argentino… Gracias también a Eduardo Aldiser, Jorgelina Piana y Karina More… Por tanto amor