Ángeles Ruibal – Aniversario del nacimiento de mi hermana Marisa Ruibal

Tal día como hoy, 9 de Diciembre, pero de 1930, nacía mi hermana Marisa, hace 91 años atrás. Nos dejó el 30 de Octubre de 2021 y lo que eran cumpleaños felices se trastocó en aniversario. Ahora vivirá en mi corazón y recordaré con emoción los momentos compartidos a su lado.

Ángeles Ruibal – Marisa fue una hermana y madre para mí

Me contó que poco antes de nacer yo, ignoraba mi llegada. No le habían dicho nada hasta que encontró una caja con ropa de bebé y se puso muy feliz, creía que su mamá se la había hecho para sus muñecas. Se quedó sorprendida cuando le contó que era para su nuevo hermanito o hermanita. «Cuando yo vine a este mundo» como canto del cubano Guillén, fui su muñeca preferida. Ella fue una madrecita con sus diez años para mi. Nuestra madre le dejaba que me cuidara y fui creciendo a su lado rodeada de atenciones. Recuerdo que me peinaba y me hacía unos tirabuzones preciosos.

Ángeles Ruibal – Cuántas cosas me enseñó mi hermana Marisa!

Cuando yo era pequeña no pronunciaba la R y eso le preocupaba mucho. Me hacía repetir una y otra vez «El perro de San Roque no tiene rabo, porque Ramón Rodríguez se lo ha cortado» y no había forma de que yo lo pronunciara bien. Un día que se estaba pintando los labios con el lápiz labial de mamá se le calló al suelo y grité «Te cayó la barra!», pronunciando perfectamente la «R». Me tomó de la mano y corrimos junto a Aurora, nuestra madre, para demostrarle que ya hablaba bien. Ella lo había logrado con su insistencia.

Ángeles Ruibal – Mi costurera personal

Siendo adolescente, Marisa estudió corte y confección. Eso quiere decir que durante muchos años confeccionaba mi ropa. Recuerdo que me hizo un abrigo beige y me llevó a un estudio fotográfico para hacerme esta foto que ven aquí. Pronto una copia viajaría hacia Buenos Aires, donde vivía nuestra abuela materna, Aurora Iglesias Rey, junto a ocho tíos y tías. También un vestido amarillo intenso con mucho vuelo que me invitaba a bailar. Me encantaba dar vueltas frente a un gran espejo del mueble creado por mi abuelo Ramón Argibay Casal, que era ebanista ¡Y muy bueno! Me sentía una verdadera bailarina

 

 

Ángeles Ruibal – Distintas en muchas cosas, hermanísimas en todo

Su carácter era totalmente distinto al mío. Yo soy alegre y ella era más seria, pero teníamos similares formas de hacer el bien. Le gustaba ayudar a la gente necesitada sin pedir nada a cambio. Se parecía mucho a nuestra madre y yo he tratado de imitarlas a ambas. Crecí cerca de Marisa hasta que me fui a estudiar a Madrid, pero nunca se perdió nuestro vínculo.

 

 

Ángeles Ruibal – Marisa fue titular de la famosa tienda de moda «El Buen Gusto» de Pontevedra

Cuando enviudó, muy joven, María Luisa Ruibal Argibay, «Marisa», se hizo cargo del comercio pontevedrés, muy prestigioso, «El Buen Gusto» en la señorial Calle de la Oliva, fundado por los Villaverde, la familia de su marido Maximino Villaverde Baltasar. Cuando se jubiló y sus hijos ya eran independiente, se dedicó a pintar. Aunque no tenía el vuelo creativo de nuestra hermana Mercedes Ruibal, reconocida pintora, sí contaba con una técnica pictórica asombrosa. No había paisaje que se le resistiera. También pintó telas y vestidos con flores, que al verlas, parecían mágicos bordados.

 

Ángeles Ruibal – A Marisa le llegó la hora de partir

Cuando supe de su enfermedad, meses atrás en este 2021 duro para nosotros, traté de estar al lado de Marisa, buscando cualquier pretexto para que ella no sospechara que me estaba despidiendo. El día anterior de su partida me despedí diciéndole «Te quiero mucho» y ella, mirándome con melancolía me dijo «Yo también». Mientras la besaba, ella me dio a su vez tres besos ¡Esa fue nuestra despedida, doloroso adiós a un ser muy querido!

Todos los días veo tus fotos para sentirte cerca de mí… como cuando te cantaba así, Marisa, Las oscuras golondrinas de Bécquer que nuestro padre nos enseñó a recitar… ¿Te acuerdas?

Angeles Ruibal – Pontevedra – Galicia – España


8 Responses to Ángeles Ruibal – Aniversario del nacimiento de mi hermana Marisa Ruibal

  1. Marisa Pasarín - Buenos Aires - Argentina says:

    Cómo no extrañar ese amor, esas caricias, Ángeles! Es imposible. Son gestos tan del corazón que sus huellas no se borran más

  2. Lili Vigo Lima - Cantante Lírica - Buenos Aires says:

    Gracias por compartir, recién lo vi. Las pérdidas de nuestros seres amados son tan dolorosas porque se siente que nos desgarran un pedacito del corazón. Es una herida muy difícil de sanar . Por eso la música, el arte nos ayudan a sobrellevar esas penas. Te mando un abrazo de osa.

  3. Nélida Puig - Poeta - Buenos Aires, Argentina says:

    Hermosos recuerdos, hermanita… cuánta dulzura y amor… Gracias por compartirlo… Te quiero mucho y abrazo muy fuerte!!

  4. Bea Escaloni says:

    Qué bonito el homenaje le hace a su hermana, tan lleno de cariño … yo conocí a Marisa y a Maxi, Ángeles y aunque hace mucho que no los veo…los recuerdo y los quiero un montón Ah! Y también a Mini que la adoro

  5. Chiña Carames - Pontevedra says:

    La recordaremos a Marisa con muchísimo cariño, con todo el que ella nos dio siempre

  6. Olga Sarmiento Cabezas - Pontevedra says:

    Siempre recordaré a Marisa, unida a mi adolescencia con Ángeles y toda mi pandilla, Gonzalo, Toño, Chelo, Aurora… lo siento muchísimo D.E.P.

  7. Fernando Pedernera - Locutor y Folklorista - Argentina says:

    Hola, bella señora!
    He leído la nota sobre tu amada Marisa. Cuánto cariño, respeto y agradecimiento se advierte. Hay que pensar que la muerte no es ausencia sino un cambio de presencia. Esos seres que tanto queremos y se nos han adelantado, se mudaron a vivir dentro de nosotros.

  8. Martha Piccat - Poeta - General Baldissera - Argentina says:

    Esa voz es un privilegio donde la naturaleza ha puesto su don y tú has respondido con esfuerzo y sensibilidad. Felicitaciones! Angeles Ruibal.